03 junio 2008

No somos garrapos

A pesar de la excusa ofrecida por la Generalitat, hacerlo así es más barato -vienen adecir-, lo cierto es que el dispendio en taxis de lujo se ve agravado por el aumento del nº de altos cargos, 168 en 2005 a 200 actualmente, un 17% de aumento en solo dos años. Para que luego digan que los catalanes somos garrapos y no sabemos derrochar.

4 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

JA, JA, JA, JA, JA......

Taxis y comidas de lujo: esto da todo el perfil de ser una inspiración carodiana: se nota que no tenía/n dónde caerse muerto/s y ahora, con el dinero de los demás, se da/n a la buena vida: ¡Miserables!

Angel dijo...

Hasta cierto punto en todas partes los políticos han hecho lo mismo, servirse del Estado, no servir al Estado, pero es que éstos, encima quieren vendernos la moto...

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Sí, como si no viesemos que esa moto no tiene ruedas.

Angel dijo...

Cuando de pequeño hacía alguna diablura, me decía mi madre: ¡que hartica estoy! pues eso, a estos políticos hay que decirles: ¡que harticos estamos!

Lugar: Barcelona, Spain