09 abril 2008

Chavez y Bush se ponen de acuerdo



Los Simpson, serie de referencia para los amantes de la sátira, la crítica, la mordacidad y la transgresión, es vetada en Venezuela y sustituida por otra serie más trascendente, Los vigilantes de la playa. La cultura independiente siempre ha sido un problema para el stablishment y, su falta, un indicador del grado de sumisión de una sociedad a sus poderes fácticos.

Por fin se ponen de acuerdo Chavez y Bush. Lamentablemente lo hacen para denostar a la cultura y declarar nociva a esta familia tan peculiar, divertida e irreverente y, de paso, demostrar su poca o nula sensibilidad hacia el ingenio crítico. Una vez más en Venezuela la libertad de expresión queda comprometida y en pelotas.

3 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Matar las mentes se hace de manera incruenta; vamos, sin sangre, que es lo escandaloso. Y, al fin y a la postre, si se hace bien tiene el mismo efecto que la muerte "mala", para entendernos.

Angel dijo...

Lo de matar las mentes me ha gustao.

Aunque quizá, también podríamos hablar de paralizar las mentes...

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Tú, siempre tan optimista....

Lugar: Barcelona, Spain