22 octubre 2006

Érgon



Carod habla. El chaval trabaja. Se ignoran.

Ningún gobierno nacionalista trabajó para esos catalanes, sino contra ellos. Nunca el nacionalismo ha tenido en cuenta esa otra parte de cataluña, que -como se ve- también existe. El nacionalismo jamás ha abandonado su érgon, su función homogeneizadora.

Para que dejen de ignorarse. No se miren de reojo. Se miren de frente, sin suspicacias. El 1-N:

Distinto Érgon, distinta función.

3 comentarios:

El Limbo de los Ciudadanos con orejeras dijo...

Ergo, (sic) ?se tiene un vislumbre de cómo conviene que vaya discurriendo hacia lo ciego. Ahí, la inspiración, que consiste en esforzarse por no abortar el trabajo propio de esa fuerza, su virtud intrínseca y su tendencia, su ergon, y en acomodar el cuerpo hasta que vaya alcanzando una forma.? O sea ser...

El Limbo de los Ciudadanos con orejeras dijo...

Antes no han salido las comillas, ha salido un interrogante; a ver ahora:
Ergo, (sic) "se tiene un vislumbre de cómo conviene que vaya discurriendo hacia lo ciego. Ahí, la inspiración, que consiste en esforzarse por no abortar el trabajo propio de esa fuerza, su virtud intrínseca y su tendencia, su ergon, y en acomodar el cuerpo hasta que vaya alcanzando una forma." O sea ser...

A. Sanchez dijo...

El érgon nacionalista es inmutable, por lo que acomodar el cuerpo, sólo lo hacen los políticos, para adaptarlo al sillón...

Lugar: Barcelona, Spain