20 agosto 2008

Calidad de vida

Joel Joan o el sectarismo por antonomasia. Tilda a la TV pública catalana [se nota que no ha leído su carta de principios] de españolista ya que desde hace algún tiempo se atreven a decir España (cuando se refieren a España) en lugar de estado español. Evidencia también el actor su obsesión por excluir el castellano de la sociedad. Vivir tan sumergido en el odio es malo para la salud, es conveniente dejar de odiar no ya por razones éticas, sino también por razones médicas. Se sale ganando en calidad de vida tanto espiritual como física.

7 comentarios:

joel_que_tonto_eres dijo...

Pues por mi que se ahogue en su propia bilis

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Este Joel Joan -que, por cierto, como actor: una pena- podría ir a EEUU o a la China Popular o a la Otra, a tomar clasese de interpretación, que falta le hacen, en lugr de intentar solucionarse la vida por la via más rápida y menos costosa del "lamerazgo" en salva sea la parte, a los nacionalistas, a ver si le echan algo para comer.

A. Sánchez dijo...

Ingeniosa palabra 'lamerazgo' para designar a los que viven del enjabonamiento.

PEGASA dijo...

Desde luego hay gente pa to. A estos pseudopersonas que solo son como los parásitos seguramente no sepa cual es su mano derecha o más bien confunda sus manos con sus pies. Con que a esos ni los buenos días.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Lo que me parece es que en casos como el del susodicho, más que "calidad de vida", como Ángel titula, de lo que se trata es de "calidad debida".

A. Sánchez dijo...

No es mi estilo 8los que me conocen lo saben bien) la crítica feroz contra nadie, pero este hombre rezuma un odio tan grande contra todo lo que huela a español que da pena escucharle, por él, claro.

MUY SEÑORES MÍOS dijo...

Pues no sé yo si lo que rezuma es odio o mano tendida esperando la limosna; eso sí, hecho con el único recurso profesional que le avala: el histrionismo.

Lugar: Barcelona, Spain