05 junio 2008

La taberna del Congreso

La taberna del Congreso, anfibológicamente claro es, pues no es que exista una taberna en el interior mismo del hemiciclo, sino que el Congreso se convirtió en una escandalosa taberna, tomada, esta vez, por las bancadas socialistas no por las populares. Total, para acallar voces solo se precisan dos cosas, argumentos más sólidos que el adversario o gritar más fuerte que él y, en el Palacio de los argumentos, ¡oh, sarcasmo! se optó por lo segundo; quizá los abucheadores no disponían de los primeros.

2 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Aquí la vergüenza es para nuestros ínclitos -o menos- parlamentarios, que una menudita y delgaducha mujer, hace que griten como energúmenos, que som, por falta de argumentos... "parlamemtarios"... ¡GESTICULADORES!: ESO SON.

Angel dijo...

Es una vergüenza sin más. Los tabernarios, esta vez del PSOE, no aceptan que se les contradiga, ni racionalmente siquiera.

Lugar: Barcelona, Spain