29 marzo 2008

Sistemas de Propagación



Lo hemos vuelto a comprobar durante la campaña electoral; medios que, de facto, sustituyen a las secretarías de comunicación de determinados partidos políticos, pervirtiendo, de ese modo, una de las esencias más elevadas del periodismo: la información no sesgada. En ese sentido se comportan no como Medios de Comunicación sino como Sistemas de Propagación de las directivas lanzadas por sus partidos de referencia y que, para mayor lamparón en su credibilidad, son acríticos con ellas.

Este no es un fenómeno nuevo- ni exclusivo de España- pero, en todo caso, ni excusa ni justifica una práctica que desvirtúa la independencia informativa, de unos medios que ya sean de titularidad privada como pública, deberían esforzarse por mantener. Uno se ruboriza al observar como, con descaro y sin tapujos, algunos periodistas se comportan, según el entrevistado, tal que verdaderos contendientes y en disputa con él, mientras que con otros, su mansedumbre señorea vergonzante.

Dadas las circunstancias, no sorprende que estos Boletines de Partido se comporten como tales y magnifiquen unos errores, si son del equipo contrario, y minimicen otros, si son del partido afín y, de igual manera, apoyen o rechacen, mirando muy mucho las siglas del proponente y no el objeto de veredicto. Con estos mimbres ¿quién hace un cesto?... en condiciones.

Lo lamentable de la situación es que estos Sistemas de Propagación lo son de masas, es decir, periódicos de gran tirada y radio y TV de ámbito nacional. Por suerte para nosotros, siempre nos quedará el “paris” de la red.

1 comentario:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Pequeño "parís"es ese, amigo jarpero, más parece una redecilla de cazar mariposas... poca cosa, poca cosa... a no ser que se utilice desde ya, que 4 años dan mucho de sí.

Lugar: Barcelona, Spain