18 marzo 2008

Gusto por el medievo



1) Hay quien reivindica la sociedad medieval con sus privilegios, derechos dinásticos e históricos y pretende casarlo con modernidad y democracia. Exitoso, al parecer, vistos los resultados. Mas señores, esto es un regreso, en toda regla, pero no en el sentido de retorno al orígen sino en el de antiprogreso y reacción (con menos retórica: regresivo y reaccionario).

Ya puestos, voy a reivindicar también lo medieval y a disfrutar estos días de asueto, una vez más, de su arte tempranero, el románico. Bien mirado tenemos algo en común -quién lo diría- el nacionalismo y yo: el gusto por el medievo.

2) Creo recordar haber escrito antes sobre mi debilidad por el Cantar. Para conmemorar su 800 aniversario, la 2 de TVE emitirá un programa especial de 8 capítulos sobre el camino del Cid, el cual me perderé debido a la desconexión del circuito catalán que efectuará TVE Sant Cugat. Paciencia. Otra vez será.

3) Jesús, ¡Qué cruz!

2 comentarios:

MUY SEÑORES MIOS dijo...

Pues a mí, la verdad, para que me gustase más el medievo, tendría que estar mas cada cosa en su lugar, y cada tipejo, también: al César....

Reforma Electoral dijo...

MANIFIESTO POR LA REFORMA DE LA ACTUAL LEY ELECTORAL

Un cada vez más extenso grupo de ciudadanos considera una urgente necesidad democrática reformar la actual Ley Electoral.

No es de justicia que a Izquierda Unida le cueste cada escaño 481.520 votos y a UPyD 303.535 votos mientras que al PNV le cuesta solamente 50.541, a Nafarroa Bai 62.073, al PSOE 65.470 y al PP 66.470 votos.

No es justo que IU, tercera fuerza política en número de votos tenga 2 escaños y CIU con 200.000 votos menos obtenga 10 diputados.

No es justo que UPyD, quinta fuerza política en número de votos alcance únicamente 1 asiento en el Parlamento y el PNV también con menos votos consiga 6 escaños.

Este sistema adultera la voluntad de los ciudadanos emitida en las urnas, escamotea la representatividad y proporcionalidad de un sistema multipartidista como el español y burla el deseo de gran parte de los votantes que observan como su voto no vale nada en virtud de una Ley Electoral caduca.

Por tanto:

Exigimos a las dos grandes formaciones políticas españolas una profunda reflexión sobre el tema desvinculada de sus intereses partidistas, coyunturales y electorales.

Reclamamos que escuchen las voces que se alzan en la sociedad representando a una mayoría deseosa de un cambio que permita que el voto de todos los ciudadanos tenga el mismo valor.

Demandamos una reforma de la actual Ley Electoral, por injusta y alejada del principio "Un ciudadano, un voto".

POR UNA REFORMA DE LA LEY ELECTORAL.

UN CIUDADANO, UN VOTO.

http://reformaleyelectoral.blogspot.com/

enlaza tu blog

Lugar: Barcelona, Spain