02 enero 2007

Desafinando


Las voces discrepantes desentonan -piensan los ideólogos de la homogeneidad- son un elemento negativo a erradicar; por eso los intentos de acallarlas con todo tipo de triquiñuelas, desde las más duras, "son unos fachas", "estan financiados por tal y cual" hasta las más infantiles, "son unos inadaptados", "no les demos cancha en los medios".

Ya lo decía Unamuno: "sólo desafinando es posible hacerse oir, como individuo, cuando se canta en coro".

Por eso para que a algunos les oigan tienen que dar la nota, y algunas veces -pocas- eso se nota.

No hay comentarios:

Lugar: Barcelona, Spain