06 noviembre 2006

Parte ≠ Todo


El Sr. Josep Maria Terricabras, publica un artículo en la edición de El Periódico del día 6-11-2006, con el título Derechos individuales y Democracia, en él afirma lo siguiente:

“…Sin embargo, resulta sorprendente que muchos nieguen los derechos colectivos, porque son precisamente los derechos colectivos los que justifican los individuales. Es obvio, por ejemplo, que los niños, los funcionarios, los maestros o los periodistas tienen derechos precisamente por el hecho de pertenecer a alguno de estos grupos, no por ninguna gracia suya en particular. ... El grupo, pues, justifica los derechos de todos sus miembros, sin excepción…”.
..................................................................................

Estas frases suyas, pueden parecer acertadas, pero, a mi modo de ver,Terricabras incurre en un severo error.

Los colectivos no pueden justificar los derechos individuales, como él dice, porque siempre puede haber alguien que confunda el colectivo, con una parte muy concreta de los individuos.

Siempre puede haber una voz que diga, por ejemplo, que los niños rumanos no pueden tener los mismos derechos que los españoles, o que, algunos individuos necesiten un carné por puntos para acceder a los beneficios sociales.

Y, si esa voz tuviera mando en plaza, la discriminación estaría servida.

Mejor empecemos a reconocer y valorar los derechos de las personas, pues de esta manera, facilitaremos que nadie pueda invocar al colectivo, igualando la parte con el todo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿A ESE LE PAGAN POR PENSAR?


Podríamos formar el grupo de los “XYZ”, por ejemplo y, así, podríamos pedir los derechos de los “XYZ”; lo único, es que primero deberíamos inventarnos quiénes son los “XYZ”. ¿Éste Josep Maria Terricabras es un pensador nacionalista, o algo?

Y yo, ciudadano hasta la médula, aquí, en el mismo sitio y sin poderme quitar estos trastos de los ojos, por temor a la luz (Valga de firma)

Nombre: A. Sanchez dijo...

Claro, le pagan por pensar, es filósofo de la Universidad de Girona.
Y su tesis no estaría mal, si los ciudadanos fueran perfectos, que no lo son, por eso a mi modo de ver, falla estrepitosamente.

Mejor empezar por los derechos de las personas y que de ellos se deriven o extrapolen los derechos de grupo y no al revés como prefiere Terricabras.

Lugar: Barcelona, Spain